El uso de los Aires Acondicionados en esta temporada calurosa

Aire acondicionado: √ösalo a la temperatura adecuada

El aire acondicionado es una bendición cuándo el calor aprieta. Contar en casa con un aparato de aire acondicionado es casi imprescindible en los meses calurosos. Pero como ocurre con cualquier otro electrodoméstico, hay que saber usarlo adecuadamente para no perjudicar nuestro bolsillo, el medio ambiente, ni tampoco nuestra salud.

La subida del termómetro es la causante de que durante la noche resulte difícil conciliar el sueño y los momentos de relax se vuelvan complicados a causa del calor excesivo.

En los países cálidos estos aparatos han transformado la vida laboral y han mejorado de forma notable la calidad y el nivel de vida de sus habitantes. La pregunta que se hacen muchos ciudadanos es si es bueno para la salud estar expuesto al aire acondicionado muchas horas seguidas o incluso dormir con el aire acondicionado puesto. Normalmente el aire acondicionado, fijado a una temperatura adecuada, no es perjudicial. No pasa nada por dormir con el aire acondicionado siempre que no sea a temperaturas inferiores a 22 grados (la temperatura ideal estaría entre los 22 y los 24 grados).

AIRE ACONDICIONADO

Las personas no deben soportar cambios bruscos de temperatura (de un calor sofocante en la calle a temperaturas a veces demasiado frías por el aire acondicionado).

Las temperaturas extremadamente bajas o los defectos de mantenimiento de las instalaciones han dado lugar a problemas de salud que causan trastornos frecuentes en determinadas personas o enfermedades de gran importancia como la famosa epidemia por legionella.

USO EFICIENTE DEL APARATO DE AIRE ACONDICIONADO

- Para hacer un uso responsable, lo primero que hay que hacer es saber como utilizarlo de forma eficiente. Ello hará posible adecuar el gasto al consumo. Para ello es fundamental tener en cuenta las dimensiones del lugar o habitación en la que se encuentra instalado.

- La temperatura adecuada estará entre los 22 y 25º. Sin embargo hay que tener en cuenta la potencia de refrigeración que será necesaria según los metros cuadrados de la superficie que hay que enfriar. Esto hará que se consiga la eficiencia energética que conseguirá no sólo cuidar del medio ambiente sino que también supondrá un considerable ahorro.

- Para evitar que la vivienda aumente de temperatura hay que cerrar todas las ventanas y persianas en las horas de más calor. También contribuye a rebajar algunos grados la instalación de toldos en las ventanas o balcones.

- Durante la noche es una buena idea crear corrientes de aire abriendo las ventanas y puertas. Ello hará que el interior de la vivienda refresque y evitaremos así tener que encender el aparato de aire.

UN MAL USO DEL A/A PUEDE CREAR PROBLEMAS PARA LA SALUD

Según un estudio de la Asociación de Patologías Emergentes, el aire acondicionado puede provocar efectos no deseados en la salud. Para evitarlas es aconsejable seguir las siguientes indicaciones:

- Hay que tener en cuenta la temperatura exterior para evitar un cambio excesivamente brusco de temperatura corporal.

- Hay que evitar que los cambios de temperatura entre el interior y el exterior sean de más de 10 o 12º como máximo ya que una diferencia mayor puede ser peligroso para la salud. El cambio siempre ha de ser progresivo.

- El grado de humedad en el interior ha de ser de entre el 40 y el 60% para evitar coger resfriados, molestias en los órganos respiratorios o en la garganta.

- Los aparatos de aire acondicionado están provistos de filtros esterilizadores que impiden que los microorganismos nocivos se propaguen. También poseen un sistema de autolimpieza y secado interior para evitar la aparición y desarrollo de bacterias, hongos y otros elementos patógenos.

- Ciertos aparatos emiten ruidos molestos que impiden conciliar el sueño o descansar adecuadamente. Al adquirir uno de estos aparatos hay que tener en cuenta que no emita ruidos o que éstos sean mínimos.

- También hay que observar si el aparato tiene un sistema distribuidor de aire o el aire sale siempre a un punto fijo. Es conveniente que el aire se distribuya adecuadamente ya que sólo así cada punto de la estancia alcanzará la misma temperatura.

- Si el aparato ha permanecido sin funcionar durante una larga temporada de tiempo, antes de volver a utilizarlo hay que asegurarse de que todo funciona correctamente. Para ello hay que cerciorarse de que los sistemas de filtrado están en buen estado y perfectamente limpios para evitar la propagación de agentes patógenos.

Las molestias, alteraciones y perjuicios para la salud que ha originado el uso del aire acondicionado son múltiples y variadas. Se pueden producir desde síntomas de tipo leve hasta enfermedades potencialmente graves, entre estos tenemos:

- Problemas de rinitis crónica y faringitis.

- Problemas de conjuntivitis, irritación en los ojos.

- Transmisión por la vía aérea de enfermedades infecciosas del aparato respiratorio.

- Tos, nauseas.

- Fatiga mental, somnolencia, apatía o estrés.

- Los cambios demasiado bruscos de temperatura pueden causar dolores articulares en cualquier parte del cuerpo.

A TENER EN CUENTA

Es muy importante ventilar periódicamente los espacios con aire acondicionado. Seguir de forma rigurosa las normas de instalación. Realizar correctamente el mantenimiento de los aparatos y de las instalaciones centralizadas: además de gastos innecesarios en consumo de energía y posibles averías, puede provocar serios problemas de salud en caso de no realizarse. Mantener la humedad atmosférica media entre el 60% y 70%. Se debe realizar como mínimo una limpieza de filtros e inspecciones de los circuitos y conductos una vez al año.

Fuente:  salud.kioskea.net

Artículos de Interés: 

suscríbete a Eco World

Suscríbete aquí para recibir información actualizada, noticias al día y temas de interés.

* indicates required
/ ( dd / mm )
() - (###) ###-####
02 dE diciembre dEl 2015
comments powered by Disqus