Un centro de diversiones para niños hecho de Cartón

Las maquinitas de Caine

¿Qué pensarías si alguien creara un “parque” de máquinas recreativas para todas las edades usando únicamente cinta adhesiva y cajas de cartón?

Ese alguien es Caine, un niño de 9 años que vive en un barrio humilde de Los Ángeles y que ha creado “Cain’sArcade” (Las maniquitas de Caine), un mundo de juego hecho con ingenio y originalidad que le ha llevado a hacerse más popular de lo que jamás hubiera imaginado.

El caso de Caine Monroy es uno de los más conmovedores. Luego de ver a su papá muy triste por haber perdido su negocio, decidió ayudarlo creando él mismo un centro de diversiones para niños.

Caine es un pequeño gran emprendedor que vio una oportunidad de éxito donde otros solo veían “basura”; y no solo se ha convertido en un éxito, sino que el vídeo que circula en Youtube ha superado las tres millones de visitas, su página de Facebook supera los 120.000 fans y gracias a su negocio ha recaudado más de 200.000 dólares.

El padre de Caine tenía una tienda de recambios de automóvil mal situada y que además se vio afectada por la crisis y los gigantes del sector.

Caine pasaba ahí parte de sus vacaciones de verano, viendo como apenas entraba gente en el negocio y conviviendo con decenas de cajas de cartón vacías.

 cain

             CAIN CON SUS MAQUINAS 

Y fue precisamente ahí donde, mientras muchos veían solamente cajas de cartón, Caine vio una oportunidad de negocio.Dedicó parte de su verano a su idea, trabajó duro día tras día y finalmente hizo realidad su plan de negocios y creó Cain’sArcade: una serie de máquinas recreativas para todas las edades con todos los componentes necesarios para convertirse en un éxito… ¡Y así fue!

Sus recursos eran un tanto escasos pero eso no le fue un problema, decidió construir absolutamente todas las instalaciones y los juegos con cartón y los premios eran sus propios juguetes usados.

Él mismo diseñó los juegos, ideó un sistema de pago (dos partidas por un dólar, o el fun pass de 500 partidas por dos dólares), inventó un sistema de marcadores, mecanismos de seguridad y bolsas de regalos y premios… ¡Estaba todo listo para que su negocio empezara a funcionar!

Un día, Nirvan Mullick, un realizador y animador dedicado al mundo del cine, fué a comprar un repuesto para su auto y se sintió atraído por las maquinitas de Caine y adquirió el primer Fun Pass. Luego decidió que todo ese entusiasmo de un niño debía ser recompensado y le solicitó permiso al padre del chico para armar un video y subirlo a internet para convocar a personas a divertirse en el centro de juegos.

A partir de ahí todo cambió: pidió permiso al padre de Caine para grabar un vídeo y con la ayuda de sus amigos montó un flashmob para darle una sorpresa a Caine y que se encontrara su negocio lleno de clientes.

Desde ese momento personas de muchísimas ciudades se acercaron al taller para ver el negocio de Caine, que ha ganado más de 80.000 dólares e incluso se abrió una cuenta para destinar dinero a la futura carrera universitaria de Caine (lleva más de 200.000 dólares acumulados) y crear una fundación para ayudar a más niños como él a crear sus sueños. El caso de Caine conmovió a tantas personas que comenzó a hacerse popular en distintos canales de televisión e internet.

 cain 2

        MULTITUD EN LA TIENDA DE CAIN

Se salió de “la norma”. Caine podría haber pasado todo el verano jugando con algún videojuego o leyendo algún libro… De hecho, la mayoría de los niños pasan su tiempo libre jugando a su Xbox, Nintendo DS, Wii o PlayStation. Pero Caine no. Eso lo llevó a salirse de la norma, a hacer algo diferente y a alejarse de todo lo común y de lo que hacen los demás.

Fuente: arrancainternet  

Artículos de Interés:

suscríbete a Eco World

Suscríbete aquí para recibir información actualizada, noticias al día y temas de interés.

* indicates required
/ ( dd / mm )
() - (###) ###-####
08 dE abril dEl 2015
comments powered by Disqus